Post

Servidumbre de paso asesoria madrid centro

Servidumbres de paso

Del derecho de propiedad de una finca, se deriva, como es lógico e ineludible, el derecho a acceder a la misma para poder gozar y disfrutar de la citada propiedad. En la mayoría de los supuestos este paso está asegurado por caminos o sendas que lindan con la finca, pues éste es precisamente el origen y fin de estos caminos que dan acceso a las fincas.

Pero se puede dar el caso de que una finca no tenga acceso a camino o vial público, y para acceder a la misma tenga que pasar por la propiedad de otra finca que no sea de su propiedad, en nuestro derecho a estas fincas se las denominada “enclavadas”.

Por lo cual el titular o titulares de los terrenos vecinos deberán permitir el paso por sus fincas al propietario de la finca enclavada. Se habla de predio (finca) dominante al que tiene el derecho de acceso y predio sirviente al que tiene la obligación de conceder ese acceso.

Este permiso de acceso, denominado en nuestro derecho servidumbre de paso, se puede constituir de forma voluntaria (por pacto entre los dueños de la finca enclavada y el de la finca por la que se le da acceso) o forzosas (por imperativo de la Ley).

En este último caso, tenemos normas que regulan la servidumbre de paso tanto en el derecho civil (Código Civil), como en el derecho administrativo (derecho urbanístico).

A este respecto debemos aclarar que, en derecho urbanístico, se ejerce un doble control para asegurar este derecho de acceso a la finca, en primer lugar, al trazar los viales de acceso, se ha de dar acceso a todos las parceles que integran el planeamiento, y en segundo lugar prohibiendo toda segregación de parcelas de la cual resulte una finca enclavada. Pero claro estamos hablando de suelo urbano.

Sin embargo, el problema surge en los antiguamente denominados terrenos rústicos, hoy suelo urbanizable no sectorizado, tras la última reforma de la Ley del Suelo, y en los supuestos de urbanizaciones realizadas en suelos rústicos que han sido legalizadas y que hoy integran el suelo urbano, aquí es donde despliega un mayor ámbito de actuación las normas de derecho civil que en esencia se pueden resumir en las siguientes:

1º.- Toda finca enclavada tiene derecho de acceso a un camino o vía pública, que previa indemnización se lo deberá facilitar el titular del terreno o terrenos por los que discurrirá dicho acceso.

2º.- El acceso se deberá dar siguiendo un criterio principal, por el lugar de la finca de la finca del vecino (predio sirviente) que menos perjudique a este, y un criterio accesorio siempre que no contradiga el anterior por el lugar que menos distancia tenga al camino público.

3º.- La anchura del acceso será la que resulte necesaria a las necesidades de la finca enclavada o previo dominante.

3º.- La indemnización a pagar por el titular de la finca enclavada o predio dominante será el importe del valor del terreno ocupado y se deberá pagar con carácter previo a concederse el derecho de acceso.

Etiquetas: García Guillén, Derecho Civil, Derecho Mercantil, Derecho Administrativo, Derecho Fiscal, Derecho Bancario, Derecho Procesal, Asesoría Juridica.

Garcia Guillen

Add Comment